martes, 1 de marzo de 2011

Spannabis 2011: la feria cannabica de la ley antitabaco

20.000 almas han acudido este fin de semana pasado a visitar la feria cannabica hoy por hoy más grande de Europa, tanto a nivel de expositores como de metros cuadrados de exposición. La Spannabis de Barcelona, o más concretamente de Cornellá de Llobregat, congregó a los grandes de la escena asegurándose así que los stands no fueran simplemente puestos aburridos por los que pasar sin apenas prestar atención. Las marcas importantes de fertilizantes o bancos de semillas trataron de darle rienda suelta a su imaginación para ofrecer a los visitantes unos puestos originales desde el aspecto decorativo e infinidad de obsequios con los que saciar el hambre posesiva de los asistentes.


Nos quedamos con la impresión general de que sin duda esto es una feria española tal y como suena: en primer lugar apenas se podía hablar por el volumen incesante y a todo meter de la música por todos lados; en segundo, al cabo del día la feria más bien parecía un reguero de basura por todos los pasillos, stands y demás recovecos (eso sin pararnos a describir el estado de los servicios) y por último todo el mundo se pasó la prohibición de fumar en el recinto por donde la espalda pierde su santo nombre.

"¡Faltaría más! para eso pagamos religiosamente impuestos y demás para que encima no se pueda fumar en la feria de nuestro sector." Esta podría ser la reacción de algún profesional presente en la Spannabis y nos parece muy pero que muy bien. Claro que aquí estamos hablando de fumar algo que en principio continúa siendo ilegal y el hecho de convertir un tipo de evento como una feria en una chimenea cannabica no es algo que resulte tan lógico. No al menos para las autoridades y fuerzas del orden público que ya sabemos como se las pueden llegar a gastar. Y ahi es adonde queríamos llegar...en todo el fin de semana no hizo acto de presencia ni un solo agente de policía al menos en varios cientos de metros a la redonda. ¿Increíble? pues no tanto. Las autoridades saben bien que la feria trae dinero y prosperidad a la zona con todos los hoteles ocupados al 100%, además de restaurantes y comercios beneficiándose de la situación. ¿Qué iban a sacar entonces en positivo organizando controles o redadas? Aparte de que no sabrían ni por donde empezar...


La Spannabis es algo brutal, dicho tanto de forma positiva como negativa. Es sin duda un auténtico corte de manga a las injustas leyes que nos rodean pero por otro lado peca de un caracter demasiado comercial. Echamos de menos el aspecto medicinal del Cannabis, algo sobre cáñamo industrial y sobre todo mayor número de asociaciones activistas u ONGs involucradas.
Está claro, una feria de esta índole hay que primero poder financiarla y ahi es donde puede que se encuentre el quiz de la cuestión. Esperemos de todas maneras que en próximas ediciones se cuiden más todos los aspectos. ¡Hasta la próxima!

1 comentario: